cargando...
/ Arrestan en California a un supuesto asesino en serie buscado durante más de 40 años

La policía cree que es el responsable de 12 asesinatos y 45 violaciones entre 1976 y 1986

Un caso que lleva sin resolverse durante décadas podría estar a punto de cerrarse: la policía estadounidense ha arrestado a un hombre que, supuestamente, es el responsable de 12 asesinatos y 45 violaciones cometidos entre 1976 y 1986. En el país ya lo conocen como Golden State Killer.

Se trata de Joseph James DeAngelo, un ex policía de 72 años. Ahora mismo, según informan medios locales, se halla en una cárcel del condado de Sacramento, la capital de California. 

El FBI ofrecía hace dos años una recompensa de 50.000 dólares por información que llevara a su arresto. La agencia federal ha indicado además de los 12 homicidios y las 45 violaciones, el sospechoso protagonizó 120 robos en viviendas.

A este criminal se le conocía como el «asesino del Golden State», el «violador de la zona este» y el «acosador de la noche». Su historia de crímenes inspiró el exitoso libro de Michelle McNamara I’ll Be Gone in the DarkMe iré en la oscuridad«), que se ha publicado este año y ha despertado de nuevo el interés en el caso.

El rango de edad de sus víctimas era de entre 13 y 41 años. La primera violación registrada fue el 18 de junio de 1976. La víctima, Jane, estaba en cama con su hijo de 3 años. De repente se despertó y un enmascarado estaba de pie en la puerta del dormitorio, sosteniendo un cuchillo de carnicero y una linterna en la cara. Ató a Jane y a su hijo con los cordones de los zapatos, les vendó los ojos y los amordazó con sábanas rotas.

La violación de Jane provocó la caza del hombre que según las autoridades es el responsable de más violaciones y asesinatos en California.

«Teníamos a gente durmiendo con escopetas, teníamos a gente comprando perros, la gente estaba aterrorizada y con toda la razón. Este hombre estaba aterrorizando a la comunidad, hizo cosas horribles», ha declarado el agente del FBI Marcus Knutson.

El asaltante entraba a las casas en la noche y ataba a sus víctimas mujeres antes de atacarlas. Y al irse llevaba consigo cosas como dinero, joyas y documentos. La mayoría de los asaltos fueron cometidos en Sacramento, pero a través de pruebas de ADN, los investigadores lo conectaron a otros ataques en la zona de San Francisco y el sur del estado.

El último caso registrado, según el FBI, fue en mayo de 1986, con la violación y asesinato de una joven de 18 años en Irvine, 680 km al sur de la capital californiana.

Su quinta víctima, Jane Carson-Sandler, ha declarado al diario The Island Packet que «estoy abrumada por la alegría. He estado llorando».

 

Fuente: www.elmundo.es/internacional/2018/04/25/5ae0c3f522601dcd6e8b463e.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top